Aquellos maravillosos años

Hacía tiempo que quería escribir una entrada así:

Los lectores más mayores de este blog entenderán perfectamente la entrada de hoy porque la han vivido en primera persona. Apuesto incluso a que recordarán “aquellos maravillosos años” con una sonrisa en la cara porque fueron sus años, su época, sus momentos… y ahora son sus recuerdos.

Parte de mis familiares, amigos y conocidos, que vivieron aquella etapa (me refiero a los años 60, 70…), me cuentan en las interminables sobremesas baltanasiegas cómo se divertían cuando eran jóvenes. Y creedme, la juventud de ahora tenemos muchísimo que envidiarles. Había menos cosas, eso es evidente, pero las que tenían las aprovechaban, sabían sacarlas partido y, lo que es más importante, darlas un valor.

Para empezar, en  Baltanás había gente todo el año. Y cuando digo todo el año es todo el año. Gente en el frío enero, en el corto febrero, en el lluvioso marzo, gente en abril, en el San Gregoriesco mayo, en junio, en el cosechado julio, en agosto, en el festivo septiembre, en octubre y su sementera, en el largo noviembre, en diciembre. Gente todo el año. Gente fija. Gente de siempre.

La mayoría trabajaba en el campo: bien en la agricultura, bien en la ganadería…porque antes en nuestro pueblo había cientos de pastores, miles de ovejas, decenas de tenadas… (Llega el momento “motes de pueblo” tan característicos, tan nuestros y que tanto me gustan). Motes siempre precedidos de un artículo.

De pastores estaban los “Piquiques”, “los Osos”, “los Carrasqueños, “los Hilarios”, “el Ventura”, “el Simeón”…

Otros tantos se dedicaban a la construcción. Otros hacían pan. El Baltanás de antaño contaba con infinidad de panaderías: “las Domicianas”, “el Muñíz”, el recién desaparecido Luis, el panadero, “los Chavillos”, Pedro el panadero…

También había multitud de tiendas de ultramarinos: “el César”, “la Castora”, “el Aurelio”,  la del Tinín, la de la Aniana…

Baltanás contaba con varias lecherías, barberías, mercerías (“las Lucias”, la Aquilina, el Valbuena…) ferreterías como la de Castro y Ángel, “El Perico”.

Y había trabajo para todos.

Profesiones de las de antes, negocios artesanales (el relojero, el zapatero…) que hacían que prácticamente la totalidad de la población baltanasiega se encontrara ocupada.

Las mujeres trabajaban en la casa, en el campo o en los negocios, la mayoría de carácter familiar. Cuidaban del marido y de los niños…

Niños que madrugaban para ir a la escuela: o a las Monjas (actualmente sede del Museo del Cerrato Castellano) o a los Maestros (hoy en día Centro de Salud de la localidad).

Existía una fuerte rivalidad entre ambas escuelas, hasta tal punto de que de chiguitos iban a cantearse (tirarse piedras).

Niños a los que les tocó crecer de golpe, ya que eran otros tiempos y, por lo general, debían trabajar para ayudar en casa desde edades muy tempranas.

Pero seguían siendo niños. Y como tal se comportaban.

Niños que se aglomeraban en la plaza las noches de verano para  divertirse con juegos como el “marro”, que consistía en saltar para ponerse unos sobre otros y comprobar cuanto tiempo aguantaban.

Normalmente se jugaba por barrios: el Arrabal, el Campillo, los Olmos… Cuando la lluvia formaba barro en las calles los más pequeños se divertían jugando al “guinche”:clavaban palos con punta sobre la tierra y tenían que derribar o acercarse al palo del contrincante.

Niños que todos los domingos tenían que ir a la Iglesia a misa y que en el mes de mayo iban a “las flores”.

Niños que temían los arrebatos de mal genio y los cachetes de Sor Gloria y de Don Prudencio, el cura, al que si veías por la calle debías acercarte a besar su anillo.

Niños que hacían excursiones al campo con Sor  Aurora.

Niños que eran felices con lo que tenían. Niños alegres que se divertían con su imaginación y con su ingenio. Niños que creaban juegos de la nada. Niños, despiertos, que con un simple palo, una cuerda o unas chapas pasaban la tarde.

Esto contrasta enormemente con la manera que tienen de divertirse los niños hoy en día. La mayoría de ellos creo que no saben valorar lo que tienen. Tienen tanto que no saben apreciar la esencia de las cosas. Sus habitaciones están repletas de juguetes, de muñecos cada vez más sofisticados…¿ Y para qué? Para no saber lo que es jugar a la rayuela o al tocalé, para desconocer lo que es salir a la plaza con un balón o una cuerda.

Y si esto a veces lo vemos en niños y niñas que viven en pueblos, ¿qué no se verá en los niños de cuidad? Niños que disponen de consolas, videojuegos y ordenadores (incluso a veces de teléfonos móviles) antes de que les salgan los dientes de leche.

Creo que los niños de antes eran muchísimo más felices que los de ahora. Las formas de relacionarse y de divertirse entre ellos eran más participativas y colaborativas de lo que son hoy en día.

Quiero enlazar este artículo con una pregunta, que podría perfectamente pertenecer a la sección de este blog “Todobaltanás pregunta. Tú respondes”

La reflexión que hago es: ¿Crees que los niños de antes se divertían más y mejor que los niños de hoy?

¿Consideras que se debería volver a “los juegos en la calle”?

¿Cómo recuerdas aquellos años?

 

Anuncios

Acerca de todobaltanas

Me llamo Beatriz Fernández Martín, soy licenciada en periodismo por la Universidad de Valladolid (2007-2012). En 2013 realicé el Máster en Protocolo y Organización de Eventos en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Actualmente resido en Madrid donde trabajo en una agencia de comunicación. Además de gestionar este blog colaboro en la Revista Camino Llano de Baltanás. Hace ya un tiempo creé este blog sobre mi pueblo, Baltanás. Elegí este tema para mostrar cómo es "todo Baltanás" ( de ahí el nombre) desde sus gentes, sus lugares, actividades y servicios hasta cuáles son las noticias que surgen. Espero que muchos usuarios descubran cómo es este pueblo, un pueblo lleno de encanto. Mi pasión por la fotografía y mi espítritu inquieto por organizar actividades por y para mi pueblo me llevaron a organziar el pasado diciembre de 2013 el I Concurso Online de Fotografía Todobaltanás.
Esta entrada fue publicada en Tradiciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Aquellos maravillosos años

  1. Teresa dijo:

    Pues si, yo naci en los 70 y he pasado muchos veranos en Baltanas….y jugabamos en El Tinte un monton de niños a los navios en el mar…al truke…a la goma…al escondite…siempre en la calle…tambien sacabamos las muñecas y los cacharritos a la puerta era divertidisimo jugar a historias que inventabas. Y ahora que? Se aburren …y tienen de todo pero no saben jugar…hay que volver a los juegos populares!!

  2. laurabayon3 dijo:

    Me ha encantado la entrada! Yo soy de finales de los 80, pero me doy cuenta que cuando era niña me divertía muchísimo más que los niños de hoy. Para empezar, pasaba mucho tiempo en la calle, en el parque. Me acuerdo de las canicas, las chapas, los tazos, la peonza, las “hojitas de cambiar”, los juegos de pillar… No había ordenadores, Wii, móvil… Pero había más imaginación. No recuerdo aburrirme nunca. Los niños de hoy apenas salen de casa y a pesar de tener todos los juguetes del mundo, se aburren.

    • todobaltanas dijo:

      Pues sí. Es una pena. Yo también me acuerdo de los juegos en la calle: de polis y cacos, del escondite, de saltar a la comba, de la goma, del los stickers en albums…

      • Carmen dijo:

        Enhorabuena porque es una entrada exquisita,llena de esas buenas intenciones que saben dar el lugar que corresponde a cada cosa.Fueron si lugar a duda “Aquellos maravillosos anos” pero no solo por lo que apuntas, que es todo correcto, pero yo anadiria:la cercania,el companerismo,la participacion colectiva, la competitividad bien distribuida y la calidez humana y personal.Felicidades de nuevo y no solo me has hecho sonreir sino anorar.Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s